“Este Sábado no juego”

Cuando nuestro hijo se inicia en una actividad deportiva adquirimos unas responsabilidades y compromisos de los que a veces no somos conscientes.

Obviamente a todos nos viene a la cabeza la asistencia y puntualidad en entrenamientos, pero hay algo mas, los partidos.

Como entrenadores de formación estamos acostumbrados a que cada fin de semana nos falle algún jugador, normalmente por enfermedad o lesión. El problema es cuando uno o varios de esos jugadores no juega porque “está fuera”.

Asumo que somos personas racionales y aceptamos que algún jugador falle cierto fin de semana por viajes, excursiones, siempre que lo avisen con anterioridad ¿Cuando no lo aceptamos? Cuando se nos avisa con poco tiempo y cuando el motivo de la falta es “me voy a la sierra con mis padres, tengo un cumpleaños, tengo una comida, tengo un compromiso familiar…”

¿Estamos actuando bien como padres?

No, ya que no somos capaces de imaginarnos de las consecuencias de estos actos.

  • Primeramente para el equipo, que ya se verá afectado por la falta de uno de sus jugadores.  Mas si es en categorías infantil o minibasket donde debemos inscribir un mínimo de jugadores. Como grupo, falte quien falte, el rendimiento deportivamente no será el mismo, ni sus rotaciones. Aparte de afectar seriamente el concepto de grupo y equipo.
  • Para el jugador no es solo no jugar un partido, sino la posibilidad de llevar a la práctica todo lo entrenado a la semana. Semana en la cual no entrenará/rendirá de la misma manera si tiene partido al final de ella o no.
  • Para el entrenador, que tendrá que conseguir que todas las piezas encajen deportivamente aun con la falta de uno o mas de sus jugadores.
  • Para nuestro hijo. ¿Que valores le estamos enseñando? ¿Responsabilidad? ¿Compromiso? Normalmente oímos “por un partido que faltes no pasa nada”¿Pero y si todos tomamos esa decisión? ¿Le estamos diciendo a nuestro hijo que su partido es menos importante que nuestro fin de semana? Que el no es necesario para su equipo, que sobrevive sin el. No! El equipo debe ser la suma de todos los individuos, la suma de todos es lo que hará que sea grande y que llegue a la consecución del éxito. Debemos de hacerle participe de ellos, que se sienta importante en el grupo, y hacerle saber que si el no esta, su grupo va a sufrir por su ausencia. Hay que fomentar el concepto del grupo, equipo, sacrificio y compromiso por encima de todo.
  • Externamente puede afectar a otros equipos del club, que quizás deberán dejarnos jugadoras para cumplir el mínimo requerido. Por lo cual, ya estamos afectando a dos grupos de jugadores, no solo a uno.

Por todo esto padres y madres os ruego que vuestro el fin de semana empiece después del partido de vuestro hijo/a.

¿Especializamos ? o ¿Todos juegan de todo?

El debate está sobre si debemos especializar o no en categorías de formación.

La idea generalizada es que todos deben de jugar de todo. Una idea que he defendido muchos años pero que no he llevado correctamente a la practica.

Partiendo desde esa idea lo mas normal es que enseñemos a todos nuestros jugadores por igual los fundamentos técnicos básicos. TODOS enseñamos a nuestros jugadores a botar,tirar,pasar, el problema está en el como.

Como entrenadores idolatramos a esos jugadores con gran físico que son capaces de defender a jugadores tanto interiores como exteriores. Normalmente premiamos mas si nuestro jugador mas alto es capaz de defender a nuestro jugador mas bajo y rápido que si es al revés. Ahí empieza el error.

Entrenamos el 1×1 de cara y desde posiciones exteriores, incluso obligamos a nuestros jugadores mas altos a jugar de cara y solo de posiciones exteriores bajo la cantinela de “dentro de 2 años no vas a ser el mas alto” “tenéis que aprender a jugar de todo”. Si y no.

Quizás esos jugadores dentro de unos años no sean los mas altos de su equipo y no debemos, tenemos! que darle los fundamentos necesarios para que su juego evolucione a una posición exterior. Pero si todos juegan de todo ¿porque no les enseñamos a jugar desde posiciones interiores? Puede que nuestro jugador mas bajo acabe jugando como interior. Si enseñamos a nuestro jugador mas alto a “Botar como un base” ¿Porque no enseñamos a nuestro jugador mas pequeño a postear?

Algunos me diréis que ¿De que le sirve? Pues para enriquecerlo como jugador. Porque no sabemos como y hacia donde va a evolucionar su juego. Aparte ¿No pueden postear los exteriores?

Tengo una gran duda, si uno de nuestro jugadores saca grandes ventajas jugando de interior ¿porque lo obligamos a jugar fuera? Si es allí donde genera beneficio para su equipo. Obviamente, debemos de hacer que ese jugador juegue/entrene desde posiciones exteriores para enriquecer su juego y darle la mayoría de recursos para hacer de su juego mas rico. Pero no obligarle a jugar casi siempre fuera de su posición. Recordemos casos extremos como Carlos Suárez en el Real Madrid en el Madrid o Ersan Ilyasova en el Barcelona (etapa Dusko Ivanovic). Jugadores obligados a jugar como exteriores y jugando hacia dentro en contadas ocasiones, cuando realmente donde sacaban ventajas era precisamente al revés.

En resumen:

  • Todos juegan de todo.
  • Como entrenadores y formadores debemos de enseñarles a nuestros jugadores un amplio abanico de recursos, sean interiores o exteriores.
  • Potenciar la posición donde un jugador se sienta mas cómodo, donde mas disfrute jugando y genere mas ventajas para su equipo (esto no quiere decir que juegue en una sola posición).
  • Darles recursos, no limitarlos a jugar en una sola posición, aprender en el día a día y en cada partido.
  • Hacer que su juego evolucione respecto a su físico y limitaciones o virtudes.

Ahora, el debate sería ¿desde que categoría? Pero eso es otro tema…

Un saludo, espero comentarios, sobre todo si no estáis de acuerdo con mi opinión.

En el debate nos enriquecemos.

“¿Que tal el partido?” “Hemos cerrado acta.”

“¿Que tal el partido?” “Hemos cerrado acta.”

Esta frase la llevo mucho tiempo escuchando por pabellones. Para los despistados os diré que al menos en Andalucía cuando en un partido (en categorías Infantil o minibasket) un equipo obtiene una diferencia de 50 puntos sobre su rival, se dejan de contar los puntos en el acta (se cierra acta), el partido se sigue disputando pero el equipo que ha cerrado acta debe defender como máximo a media pista.

La norma es perfecta, ya que evita que chicos muy pequeños y que se están iniciando en este maravilloso deporte lleguen totalmente desmoralizados a casa con resultados de 100 puntos de diferencia o mas.

El problema de esta norma esta en la mentalidad de algunos entrenadores. En la idea del ganar por ganar  por encima de otros objetivos, algo que cité en mi anterior articulo.

Hoy solo quiero hablar de partidos con el resultado 50-0, 52-2. Es cierto que algunas veces la diferencia es insalvable entre algunos equipos y se dan esos resultados. Es inevitable por mucho que nos esforcemos. Es la realidad, equipos mayores, físicamente mejores, con mas años de practica, con mayor talento, mas trabajados o simplemente mejores que nosotros. 

Lo negativo es que personalmente he llegado a ver equipos que ganan por 50 puntos en el primer periodo o en el segundo, dejando al otro equipo prácticamente sin pasar de medio campo. Incluso sacando a sus mejores jugadores en los primeros periodos para cerrar rapido el partido. Dejando a sus “peores jugadores” un partido ya resuelto, “permitiéndose”  incluso sacar a los mas flojos juntos en un quinteto porque el partido ya iba 50-0. La mayoría de estos equipos presionan, hacen 2×1 en pista delantera, roban balones en el saque, ahogan y le quitan las ganas de jugar a los rivales. Algo lamentable para el fomento del deporte.

Marcador

Algunos entrenadores me diréis “Mis chicos tienen que ir al 100%” “¿Les digo que no defiendan?” “A nosotros en el campeonato nos harán lo mismo.”

¿Realmente creemos que si ganamos 50-0 en uno o dos periodos nuestros chicos irán al 100% y pondrán a prueba todas sus habilidades? Yo creo que no. Sinceramente, es la peor versión de un mal entrenamiento. La mayoría de puntos vendrán de entradas sin oposición, sin ritmo y de robos en primera linea de pase. Lo mas importante, ¿creéis que si ganáis 50-0 el equipo rival saldrá motivado de ese partido? ¿Lo veis bueno para el baloncesto de vuestra provincia, para el fomento de un deporte, que en estas categorías se tiene que basar en la diversión?

Todos nos hemos levantado algunos sábados sabiendo que íbamos a ganar por diferencia de 50 o perder por 50. El problema está en como ganar

Si sabemos que hay mucha diferencia entre los equipos tenemos varias soluciones al alcance de todos para hacer el partido mas igualado y para que el partido sirva para los dos equipos.

  • Si esta a nuestro alcance podemos enviar a algunos de nuestros jugadores con el equipo de categoría superior, o incluso no convocar a los que mas minutos lleven disputados.
  • Convocar a jugadores de inferior categoría para este partido, sustituyendo a los que van convocados con categoría superior o no juegan.
  • Evitar presiones y 2×1 en pista delantera. Trabajar rotaciones en defensa, ayudas, incluso en casos extremos iniciar la defensa en desventaja.
  • Limitar el uso de los contraataques.
  • Obligar a nuestros mejores jugadores de 1×1 a solo anotar con tiros.
  • Obligar a ciertos jugadores a buscar “x” asistencias por cuarto.
  • Limitar el número de botes por jugador.
  • Solo anotar tras “x” pases.
  • Solo anotar siempre y cuando “x” jugadores del quinteto hayan tocado el balón en ese ataque.
  • Cambio de roles. Poner a nuestros jugadores mas lentos a defender a sus jugadores mas rápidos. Obligarlos a jugar en posiciones a las que no están acostumbrados y probar cosas nuevas.
  • Jugar muy estructurado. Obligar a anotar tras movimientos.
  • Especializar (algo sobre lo que hablaré en mi próximo articulo). Obligar a jugadores a anotar con movimientos en el poste, tras bloqueo, mil opciones.

Como veis podemos hacer mucho para igualar estos partidos de 50-0 y sobre todo para hacer que nuestros jugadores saquen mas de estos encuentros. Sigo pensando que el ganar por ganar no sirve de nada. Recordad que sois entrenadores, formadores, de vosotros depende este deporte, de vuestro día a día y de vuestros partidos.  Recordad que hay algo mas importante que cerrar acta y es la evolución de vuestros jugadores. Su formación como jugadores y personas en los valores éticos y deportivos.

Un saludo a todos, y espero sinceramente que si ganáis este fin de semana por 50 puntos no lo hayais hecho ahogando al equipo rival, y si os preguntan “¿Que tal el partido?” no contestéis “Hemos cerrado acta” Tenemos mejores conclusiones que sacar de estos partidos.

El mal de las Tablets.

Extraño titulo para empezar este blog, pero quiero hablar sobre uno de los grandes problemas que estamos teniendo últimamente en nuestro baloncesto. El mal de las tablets.

Últimamente es muy corriente ver en partidos de cualquier categoría a algún padre en la grada o a pie de pista, tablet en mano bien llevando la estadística o simplemente el marcador. Quizás en algunas categorías como Junior, Cadete no me preocupa ya que es normal que quieran seguir el tanteo. Cuando me preocupa es en categorías pequeñas. Benjamines, prebenjamines.

  • ¿Que obsesión tenemos con el marcador?
  • ¿Apuntamos a nuestros hijos a baloncesto para ganar? ¿O para que disfruten de este deporte al margen del resultado?
  • ¿Son mejores si ganan? 

baloncesto

Creo que no somos conscientes de que la mayoría de jugadores simplemente no saben el resultado mientras están jugando. He llegado a ver a jugadores juniors terminar un partido y preguntar “¿Hemos ganado?”, cuanto menos los jugadores benjamines! Los pequeños solo quieren correr, jugar, “meter canasta” y pasárselo bien. Recordemos que el objetivo en estas categorías tiene que ser disfrutar, que todos aporten, que todos intenten cosas, que todos tiren a canasta. Nada más.

Obviamente a todos nos gusta ganar, pero si no se gana ¿que? ¿Todo es negativo tras perder un partido? No tiene porque.  En estas categorías el objetivo no puede ser ganar. Quizás un equipo pierda 70-20 pero haya cumplido los objetivos que su entrenador les ha marcado. Puede que sus objetivos fueran que todos tirasen a canasta, que lleven a cabo lo trabajado durante la semana,que todos jueguen 1×1,que se jueguen mas 1×1 que en el partido anterior o simplemente que mejoren e intenten cosas nuevas respecto a otros partidos. ¿Son los padres conscientes de ello? Por desgracia a veces no. Ganar quizás sería un objetivo posterior a cumplir, siempre que se hayan cumplido todos los anteriores.

He visto a muchos equipos ganar 50-0. De los 12 jugadores del equipo, quizás 3,4,5 no es que no anotasen, simplemente es que casi no han tocado el balón y mucho menos lanzar a canasta¿Ha cumplido ese equipo su objetivo? Si su objetivo es ganar por ganar  pues si, pero entonces no estamos marcándonos buenos objetivos en ese equipo.

Volviendo al tema de las tablets, creo que las federaciones o delegaciones deberían de prohibir todo tipo de marcador o resultado en categorías pequeñas. Es mas, los propios clubs o escuelas deberían de llamar la atención a cualquier padre que no cumpla estas normas:

  • Prohibir directamente a los padres llevar tablets con tanteo o la típica libreta de toda la vida.
  • Prohibir gritar el resultado dese la grada.
  • Prohibir la idea de vamos a jugar para ganar, hay que jugar para disfrutar, al margen del resultado. Fomentemos la diversión.

A los padres simplemente me gustaría proponerles una cosa, cuando vuestr@ hij@ vuelta de un partido me gustaría que eligieséis entre una de estas dos preguntas para hacerle:

  • ¿Como habéis quedado?
  • ¿Como te lo has pasado?

Elegid solo una de las dos y comprobaréis la diferencia de la respuesta.